Páginas vistas en total

lunes, 16 de junio de 2014

¿MONARQUÍA O REPÚBLICA? ¡MONARQUÍA O REPÚBLICA!

   La mañana siguiente a la abdicación, un compañero de trabajo me planteó lo siguiente: 'José Antonio, si te dieran a elegir la continuidad de los Borbones o una República cuyos Jefes de Estados fueran Aznar o González, ¿qué harías?. No seas malvado y dame más opciones, le dije. No, no hay más opciones. Lógicamente me quedé blanco, bloqueado, sin saber qué opinar.
   Y me puse a pensar. 
  Haber, me dije, eso que me ha planteado mi compañero, a pesar de la rigidez de la cuestión, es perfectamente posible. Es más, es hasta probable. Conociendo cómo se hacen aquí las cosas y considerando que la historia de nuestro país está llena de este tipo de cuestiones y cambios inesperados, eso que me planteó mi compañero, es perfectamente posible. Comencé a destilar sudor frío ante la claridad de la evidencia. 
   Supongamos que mañana los dos partidos mayoritarios, por temor a la respuesta de los nacionalistas e independentistas y temerosas de la cada vez mayor pujanza de los partidos minoritarios de filosofía antimonárquica y republicana, pasan de coronar a Felipe VI y deciden iniciar un proceso constituyente, reformar la constitución, eliminando el Título II o adaptándolo a la nueva forma política de la Jefatura del Estado y tras unas elecciones urgentes, España, un buen día, casi como pasó en 1931, se levanta republicana. 
  En realidad, parece haberse producido un tsunami político. Todos los medios de comunicación españoles, europeos y mundiales, se hacen eco de la noticia, pero en realidad, nada ha cambiado. 
   No han cambiado los valores éticos y morales, se sigue aceptando la corrupción como algo inevitable, las autonomías siguen gastando a sus anchas y la división de poderes sigue siendo inexistente, entre otras cosas, porque el poder ejecutivo domina al legislativo por aquello del partido con más representantes en el Congreso, y eso también determina que el Consejo General del Poder Judicial, que es el gobierno del Poder Judicial, siga eligiéndose en base a esa máxima representatividad de los partidos en el Congreso. 
   Por tanto, como hay una nueva de forma de Estado, en lugar de rey, ahora hay un presidente de la República, como en Italia, en Francia, Portugal o Alemania, por poner cuatro ejemplos europeos. Hay unas elecciones para elegir al Jefe del Estado y ya no se tira de la herencia dinástica. 

Y a esas elecciones, obviamente, se presentan todos los partidos que quieran el cargo.Y los dos partidos mayoritarios, PP y PSOE, vuelven a poner en marcha el resorte bipartidista. Y como se trata de un cargo no ejecutivo, tiran de sus hombres más prestigiosos. Es decir, de aquellos que ya han ocupado la presidencia del gobierno. Es decir, el PP tira de Aznar y el PSOE de González -no creo que se atrevan de Zapatero-. Luego, en pocos meses, el sueño republicano se convierte en lo mismo que había, pero de nuevo aguantando a estos dos nefastos líderes, abueletes forrados con delirio de grandeza. Y en poco tiempo, vemos en Zarzuela a Aznar, a la Botella. a su hija reproductora de mucha especie humana, al yernísimo y a toda la tropa. Y será entonces cuando comprobaremos de verdad lo que esta familia es capaz de hacer. Si ya siendo presidente del gobierno, casó a la hija con más lujo y boato que una infanta y que el mismísimo príncipe, mejor no pensar cuando se vea como Jefe de Estado. Y si se trata de González, tendremos que aguantar sus ocurrencias y sus negocios con sus amiguetes de América latina, que es donde le gusta a él estar. Todo cambia para que nada cambie o algo así.
   En fin que la cuestión que me planteó mi compañero, me dejó hecho mierda y mucho más confundido. A pesar de estar plenamente convencido de que la forma política de los estados siempre ha de ser elegible y no hereditaria y que eso supone tener que asumir que sea elegido quien no nos gusta. Pero es elegido y lo será durante un periodo concreto. Lo hereditario ni es elegido ni va a durar un periodo concreto, luego ¿qué razón de ser tiene entonces una monarquía en un sistema democrático? ¿Me lo podría explicar alguien como se explican las cosas a un niño de cinco años? Es para ver si me entero.    

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sin tu comentario, todo esto tiene mucho menos sentido. Es cómo escribir en el desierto.

EL ATROPELLO (RELATO NAVIDEÑO INCLUIDO EN CONVERSACIÓN EN LA TABERNA Y 41 RELATOS.

Había pasado tan sólo un año. Pero la percepción del paso del tiempo y de las cambiantes circunstancias no era acorde con ...