Páginas vistas en total

martes, 20 de mayo de 2014

FÚTBOL Y ELECCIONES (IDEAL, 20/5/2014)

De nuevo el fútbol ha protagonizado un artículo publicado en el diario Ideal. Y es que el fútbol me interesa cada día más a nivel sociológico en la misma medida que me interesa cada vez menos a nivel deportivo. Y no porque no sea un deporte. Lo es en los niveles más bajos y más alejados de la profesionalidad. Pero cuando entra en ésta, los argumentos son económicos y crematísticos. Unos intereses que, además, están casi siempre al margen de los regulados. Dinero negro, enjuagues, capitales desconocidos, evasión fiscal. Y por encima de todo el circo moderno que es capaz de aglutinar en torno a él todo el orbe mediático. Como bien digo en el propio artículo: que el circo entre en la propia casa del ciudadano. Y, para colmo, a los políticos les ha salido un grano en el culo el día antes de las elecciones más pequeñas y menos importantes para los ciudadanos, por mucha Europa que haya en juego: la final más mediática de Europa. Y como tal, todo el empuje mediático va a estar de parte de circo deportivo, con dos equipos -para colmo, también- españoles. De todo eso trato.
Por tanto, si no ha sido posible que lo pudierais leer en papel, algo que es normal cuando Ideal no alcanza límites geográfico que sí alcanza Internet, lo reproduzco aquí en el blog.
Espero que os diga algo.


FÚTBOL Y ELECCIONES

      
Dos enormes acontecimientos se darán cita en los últimos días de este mes. Y en ambos mucha gente se la juega, aunque por distintos motivos. Fútbol y elecciones, a nivel europeo.
               Una prueba evidente de que el español medio ya le habla de tú a Europa, a pesar del maltrato que ésta nos viene infligiendo por aquello de la crisis y no haber tenido los deberes económicos hechos a tiempo. Algo así como el colegial pésimo con las matemáticas pero virtuoso con el balón en los pies, que es tal vez como nos ven más allá de los Pirineos. Pero al menos nos ven, que en estos tiempos no es difícil desaparecer como país y como ciudadano cuando los credenciales consisten en tener los bolsillos vacíos y el futuro raquítico.
               Pero al menos queda nuestro fútbol, nos decimos, que no es otra cosa que un espejismo fabricado para dar contenido a los sueños. Pero como los sueños no están fabricados del mismo material que la realidad, no conocen ni de cifras ni de deudas. De hecho no debe ser otro el motivo por el que el fútbol aún no ha atravesado como es debido el desierto de la carencia y la ignominia que ya han sufrido todos los seres sintientes en este irreal país. Entre otras cosas, porque hay un marcado interés extradeportivo para que eso siga siendo así. Si ya lo hizo la poderosa Roma con sus afamados gladiadores en momentos de crisis imperial cuando aún no existían los poderes mediáticos, sería absurdo no hacerlo ahora con las múltiples posibilidades que hay para que el circo entre en la propia casa del ciudadano.
               Y ante tal acontecimiento universal que representa el fútbol, me temo que muy poco se podrá hacer para que el otro gran acontecimiento que representan las elecciones europeas ocupe algún lugar en la atención del ciudadano ese fin de semana cargado; si bien, si somos francos, el fútbol de forma aislada no puede ser juzgado por restar protagonismo a las urnas que decidirán en veintiocho países cómo nos lo montamos en Europa otros cuatro años. Ese mérito no puede ser más que imputado a quienes dirigen al cotarro, un ingente ejército de políticos muy bien pagados y burócratas que según opinión generalizada poco hacen por elevar el nivel de vida del ciudadano al que gobiernan. Y si esa ilusión no ha brotado en los últimos cuatro años, ni en los anteriores, ni en los anteriores a éstos, poco se puede hacer en pocos días que, además, llegan tan cargados de emociones futboleras, mucho sol y mucha playa. 

               Pero aún así, no dejaremos de escuchar cantos lastimeros de políticos patrios para evitar la alta abstención electoral que se espera. Habrá discursos pasionales sobre lo que nos jugamos los demócratas y encendidas diatribas acerca de lo mucho que está costando llevar a buen puerto el proyecto de la progresiva unión de los países europeos. Incluso, hasta es probable que algún que otro político más lanzado intente terribilizar con el discurso hegemónico y antieuropeo de Rusia, pero poco o nada de eso servirá para que el ciudadano español se ilusione ante unas elecciones que cada vez se perciben más lejanas. Y si es eso lo que se está cociendo en España, imaginemos lo que podrá estar considerando a estas alturas el ciudadano portugués y griego, los cuales con toda probabilidad estarán también más pendientes del espectáculo futbolero que del futuro de Europa. Los primeros por ser la sede de la gran cita futbolística y los segundos por aferrarse a cualquier divertimento que les haga olvidar su actual triste papel en el viejo continente. 

4 comentarios:

  1. Algunos ganamos unas oposiciones poniendo los codos sobre la mesa durante al menos dos-tres-cuatro años. Tenemos un mísero sueldo y nos tragamos toda la mierda que sobre nosotros cae. Otros pretenden ganar unas "oposiciones" en unos cuantos días a costa de engañar al ciudadano no cumpliendo lo que dicen, con un macro sueldo (sin contar dietas y demás) y haciéndose ver superiores y no permitiendo que sobre ellos caiga mierda .... Mejor cierro la boca. Lo siento, conmigo que no cuenten. Prefiero aficionarme al futbol y aprenderlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El voto los glorifica. Yo tampoco contribuiré a ello. El fútbol huele mal, pero al menos es evasivo. Yo que tantos años jugué, estoy en fase de desaprendizaje, pero reconozco que aún veo algo.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Compae, no te quepa duda que el derbi madrileño de Champion ganará por goleada a las elecciones europeas.el desinterés de los ciudadanos por la politica es palpable, más aún cuando sabemos que estamos en manos de lo que dicte Alemania.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que así sea amigo mío. Por una vez el fútbol servirá para algo más que para divertirnos. Y es que hay que tener cara para pedir el voto tal y como está la cosa. Sobre todo tras escuchar la última de la Botella diciendo que el partido es el domingo, 22 de mayo, ¿qué se meterá esta mujer?

      Eliminar

Sin tu comentario, todo esto tiene mucho menos sentido. Es cómo escribir en el desierto.

EL ATROPELLO (RELATO NAVIDEÑO INCLUIDO EN CONVERSACIÓN EN LA TABERNA Y 41 RELATOS.

Había pasado tan sólo un año. Pero la percepción del paso del tiempo y de las cambiantes circunstancias no era acorde con ...