Páginas vistas en total

sábado, 8 de febrero de 2014

CUANDO ANDAR ES SINTOMÁTICO

En una tarde  de sábado, lluviosa pero preñada de luz, andaba por una de las rutas por las que suelo correr. Es una ruta por la que pasan conocidos. Unos andando, otros en bici; la mayoría en coche y casi nadie corriendo. Así que esta tarde nadie corría, a pesar de que la tarde era espléndida para ello. Una lluvia de las llamadas 'gallega', un frío harto soportable, luz clara y poquísima gente por los caminos (cuando llueve la gente no se lanza a la calle. No lo comprendo). 


Así que andaba, disfrutando del paisaje, que es algo que no se puede hacer con deleite cuando corres. Miraba en lontananza y afloraban los recuerdos de todos esos lugares, mientras que a lo lejos se veía en todo momento la peculiar silueta de mi pueblo. Andaba en soledad, es decir, andaba con mis recuerdos y todo eran buenas sensaciones. El paseo invita a ello. El esfuerzo físico al andar es pequeño -y mucho más para quienes corremos habitualmente-, así que da tiempo a observar, a pensar, a sentir. Un pájaro que se posa en un árbol lo observas con claridad y un graznido a tu derecha lo escuchas con nitidez. El tiempo pasa más despacio y pareciera que se elongan los campos. Sensaciones muy distintas a cuando corres, donde todo se ve, escucha o aprecia a otra velocidad.
Iba introducido en mis recuerdos, cuando de pronto un conocido, al que no había visto de tan absorbido, que venía en dirección contraria, se detuvo al pasar a mi lado y me preguntó que qué me pasaba. 'No me pasa nada, ¿por qué? le respondí y pregunté. 'Como no vas corriendo', contestó. Seguí mi camino y no pude más que sorprenderme de que algo que aconsejan pertinazmente los médicos para preservar la salud sea sinónimo de estar mal o, al menos, de que te pasa algo. O sea, andar es sintomático.
Por tanto, para no preocupar a mis muchos conocidos, no tendré más remedio que comenzar a correr. Lo haré ya la semana próxima y de esa forma daré por finalizado el parón técnico.              

2 comentarios:

  1. seguro que mas de un paisano si te vio se lo pregunta. Cuando veo a familia o amigos del pueblo, me preguntan que si sigo corriendo, y alguna vez se comenta " al flores lo veo de vez en cuando corriendo por el camino de alitaje".....asi que tu mismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto lo que se comenta. Pateo la Vega todo el año, pero los paisanos-as desaparecen en el duro invierno. Excepto tu tío Paco, que ése no se amedrenta.

      Eliminar

Sin tu comentario, todo esto tiene mucho menos sentido. Es cómo escribir en el desierto.

IDEAL: DE QUÉ HABLA MURAKAMI CUANDO HABLA DE ESCRIBIR (24/8/2017)

No hace mucho llegó a las librerías un nuevo libro del escritor japonés Haruki Murakami. Sin embargo, no se trata de una novela, género ...