Páginas vistas en total

lunes, 4 de noviembre de 2013

CINE: LA CAZA (DINAMARCA, 2012)

Esta película danesa, que viene precedida de mucha reputación y premios, despierta en el espectador una inquietante duda casi desde el principio. Y esa duduiará la película y arrastrará al espectador hacia lugares psicológicamente violentos. 
Con un ritmo muy distinto al cine norteamericano, en ocasiones no es fácil para el espectador saber cuando el guión dará un giro dramático o cuando no será para tanto. El aire taciturno de los fríos del norte, la configuración de los paisajes, calles y casas; o, incluso, la propia estética decorativa de los hogares nórdicos nos hace ver que estamos ante una forma distinta de hacer cine. Y de contar historias.
En los últimos años, la literatura nórdica nos ha mostrado un lado salvaje de toda esta gente tan civilizada, como queriéndonos decir sus autores que no siempre es oro todo lo que reluce. Hay sombras y dudas incluso en los lugares, en teoría, más civilizados, igual que hay dudas, mentes estrechas y borreguiles y un marcado ánimo de linchamiento propio de las comunidades pequeñas de todo el mundo, más o  menos civilizado. Nada nuevo bajo el sol, ni tan siquiera en lugares tan idílicos. De todo eso veremos en esta extraordinaria película, que debe gran parte de su calidad, no sólo al guión o la dirección sino a las sobresalientes actuaciones, principalmente, la de Mads Mikkelsen, un talentoso danés de 48 años, que está traspasando las fronteras de su país y al que ya vimos actuar bien en 'Un asunto real', otra extraordinaria película danesa. 
En toda película de calidad hay escenas memorables, pero también altibajos. Y como no podía ser menos, en ésta también existen ambas cosas. No destriparé la escena memorable -al menos la que a mí me ha parecido-, pero tiene que ver con la Nochebuena. Pero también hay altibajos. En mi opinión el bajo del altibajo está en la terminación poco clara del guión. Sin duda, hubiera querido otro; o al menos, otro más explícito. Pero, en fin, es cuestión de gustos. 
Por tanto, un consejo: hay que verla. Y si fuera posible en un momento tranquilo de la noche, porque es una película que exige concentración y podría ser incompatible con el ruido marsupial de las palomitas. Incluso en la propia casa.        


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sin tu comentario, todo esto tiene mucho menos sentido. Es cómo escribir en el desierto.

IDEAL: DE QUÉ HABLA MURAKAMI CUANDO HABLA DE ESCRIBIR (24/8/2017)

No hace mucho llegó a las librerías un nuevo libro del escritor japonés Haruki Murakami. Sin embargo, no se trata de una novela, género ...