Páginas vistas en total

domingo, 16 de junio de 2013

EL VERANO, EL CALOR, EL MATERIAL, LA COMPETICIÓN...

Me gusta competir en verano. Incluso hacerlo cuando el calor ya se va convirtiendo en un problema. Pensaba en ello cuando me dirigía al coche al terminar la prueba de Fondo de El Valle de Lecrín, bajo un sol inmisericorde ya a las 11 de la mañana.  A pesar de que no soy un corredor que rinda bien con el color. Rindo mejor con lluvia y frío. Pero, tal vez, por eso  me motiva correr con calor. En plan retador. Por esa asignatura pendiente que supone.
Dicho esto, tengo que decir que el verano es una época en la que entreno bastante. Los días son largos y hay tiempo. Por tanto, en bastantes ocasiones, el calor me ha cogido corriendo a más del las 12 del mediodía, cuando el sol deja de ser amigo para convertirse en un verdugo; o a las 7 de la tarde, horario en el que el astro rey sigue teniendo casi la misma mala leche que a las 12. 


Y es que correr por esos caminos secos, esos pedregales entre olivos en los que tan sólo se escuchan las chicharras, por ese asfalto en el que el calor hace aguas y uno cree ver lagunas, es motivador (el otro día vi mi primera culebra atropellada en la orilla de una carretera). Lógicamente, hay que tomar medidas para no llegar al colapso físico. Y nada mejor que llevar buen material técnico. El mejor, si el bolsillo lo permite. Correr con una gorra técnica -poseo tres-; no correr jamás con el torso desnudo como a tanto insensato veo hacer cuando entreno en estas fechas. Hay que ir provisto de una buena camiseta técnica tipo 'Dry', que tenga la capacidad de despedir el sudor y al mismo tiempo evitar que los rayos del sol penetren a través de ella en la piel. Siempre es preferible correr con camiseta de manga corta, pero si se opta por la de competición -tirantes- más vale llevar una buena protección solar con un buen factor de protección, que dependerá mucho de la piel. Pero de todo, lo más fundamental es la hidratación. Si corremos por una zona en la que sabemos con seguridad que hay agua potable, podremos programar nuestra ruta en función de esos puntos de agua; pero si no es así, nada mejor que portar hidratación. A mí me va bien con una correa de hidratación con dos depósitos. Uno de ellos suele ir repleto de bebida isotónica y el otro de agua y los dejo toda la noche en el congelador e intento calcular cuando es posible beberlos en ruta. En ocasiones, he calculado mal y no he podido beber hasta pasado un buen rato por estar el líquido congelado, por lo que no estaría mal sacarlos con tiempo suficiente del congelador.  
Son reglas básicas a las que se les puede añadir otras en función de los circuitos por los que entrenemos. Se pueden elegir unas zapas más transpirables e, incluso, un pañuelo para proteger el cuello tipo trail. Y si la ruta es larga, nada mejor que una mochila de hidratación tipo 'camelbak'. El problema de la hidratación estará superado si competimos ya que habrá suficientes puntos de avituallamiento y no dejarán que nos deshidratemos, lo que es muy relativo en esta fechas de crisis (recuerdo cómo en la prueba del Río Dílar de hace varios años la organización se olvidó de dar agua a la mayoría de los corredores y tuvieron que ser los vecinos residentes por los lugares de paso de la carrera los encargados de suministrarla. Se subía una fuerte pendiente en pleno julio). 

Nuevo recorrido
Pero volviendo a la prueba de El Valle de Lecrín, en Dúrcal, tras ese amplio paréntesis. 
Nos han cambiado el recorrido y ha resultado mucho más duro. Han eliminado esa segunda vuelta tortuosa por la vía de servicio y nos han derivado por un terreno más campestre, con carriles de tierra incluidos. 
Particularmente, a mí me ha gustado este recorrido. Al menos, me ha gustado más que el anterior. La distancia también ha aumentado un poco y todos los corredores hemos sufrido mucho más tanto por las rampas de esa última parte de la prueba como por el fuerte calor que ha caído sobre el Valle. Es algo que se apreciaba nítidamente en los rostros.
Por último, unas cuantas palabras sobre material. En pocos días me llegará algo novedoso que no he tenido hasta ahora, luego ¿será el principio de una hermosa amistad, como en la película Casablanca? Está por ver.  Que por experimentar y seguir avanzando no quede.   

7 comentarios:

  1. Ya leo que sigues empeñado en repartirte a tiras por esos caminos de la vega y demás... lo tuyo no tiene remedio.
    Una pregunta, ¿la mochila se vende tal cual? está guapa, creo que también podría servir para las caminatas.
    Bestial lo de Amorphis, quizá demasiado bestial para mi, gustos. Me quedo en Anathema, me va más.
    Un abrazo grande, ¡ah! gracias por pasarte.

    ResponderEliminar
  2. Hola J. Gerardo. Sí, se vende tal cuál. 'Camelback' es la marca comercial USA, pero se ha convertido en el genérico para denominar así a las mochilas de hidratación. Se encuentran fácilmente. Vale para andar, para correr, para patinar...se transporta bien y sirve una que tenga litro y medio -como la mía-, suficiente para una buena caminata.
    Amorphis es un incunable, pero escucha y cada vez te gustará más.
    De nada, un placer.

    ResponderEliminar
  3. 1) Amorphis, míticos ya. El Elegy, una joya.
    2) Prefiero mil veces el frío o la lluvia. El calor me derrite los músculos y me debilita muchísimo. Pero curte.

    Este domingo tenemos la Mamut Trail,en el Padul. Quiero decir que a ver si te animas alguna vez y participas en un trail, que cada vez proliferan más por aquí cerca.

    ResponderEliminar
  4. Precioso el nuevo recorrido de Dúrcal. Primera parte asfalteo puro y conocido y segunda carrileo semejante a un trail o a los toboganes de Peligros. Si a esta carrera le metieran 5 kilómetros más rompería...
    Lamentable la ausencia de camiseta-aunque sea de algodón para ponértela un par de noches y luego limpiar el polvo-.
    Respecto a los grupos heavys que nos aportas.... me estás radicalizando y si mis conocidos/as escucharan mi Ipod creo que se sorprenderían...
    saludoSS.

    ResponderEliminar
  5. Javi, ya está cerrada la inscripción; de todas formas, tendría que comenzar con algo más tranquilo, pero ya estoy pensando en estas carreras como comprobarías cuando te envié el Whatsapp el otro día..
    Alfredo, la gente hablaba pestes de esa segunda vuelta, pero yo mantengo como tú: me gustó y así lo he expresado en la entrada. Ese medio trail moló.
    Oye, despide a esos conocidos/as, jeje.

    ResponderEliminar
  6. Jose la segunda vuelta de durcal es bonita si nohubiera hecho tanto calor.por cierto la camiseta que nos dieron me esta grande un saludo de r bootello

    ResponderEliminar
  7. Exacto Rafa, el fuerte calor fue lo peor, pero el circuito ha ganado. A mí en cambio me la dieron pequeña ¿hace un cambio?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Sin tu comentario, todo esto tiene mucho menos sentido. Es cómo escribir en el desierto.

IDEAL: DE QUÉ HABLA MURAKAMI CUANDO HABLA DE ESCRIBIR (24/8/2017)

No hace mucho llegó a las librerías un nuevo libro del escritor japonés Haruki Murakami. Sin embargo, no se trata de una novela, género ...