Páginas vistas en total

miércoles, 22 de mayo de 2013

LOS ENTRENAMIENTOS SON PARA CUMPLIRLOS

Escribía en mi Twitter que con el entrenamiento hay que cumplir siempre. Sólo las lesiones lo impiden. Y hoy he cumplido los algo más de 15 kilómetros que tenía programados en llano. Pensaba hacerlos a 5' el mil, pero me he encontrado bien en algunos tramos -en otros menos- y los he hecho a 4'51''. Además, he procurado talonear lo menos posible para ir readaptando la técnica de carrera, que hasta ahora está dando sus frutos. Es cierto que cuando taloneas menos y el trabajo de apoyo e impulso se genera en la parte central -la parte más mullida- de la planta del pie, se consigue más velocidad y el esfuerzo es menor que cuando se talonea. En un sentido figurado es similar a cómo pisamos cuando subimos cuestas, terreno éste en el que el talón no ha de jugar un papel importante.
Sin embargo, es cierto que cuesta readaptar la técnica de correr después de llevar mucho tiempo corriendo de una forma determinada, pero hay que intentarlo. Además, a mí siempre me gusta innovar si eso contribuye a mejorar. No se trata de adaptarse al sistema 'barefoot', con el que no estoy en absoluto de acuerdo, sino de adquirir uno de sus argumentos más razonables: evitar el taloneo, que es algo que también se puede hacer con zapatillas técnicas amortiguadas si se practica de forma adecuada. De hecho, hay modelos como las Triumph 9 -que ya dije acabo de adquirir- que con su talón 'sumergido' en el interior de la zapatilla consigue un talón igualmente amortiguado pero más corto, que contribuye a un taloneo menor.
Decía que en el entrenamiento de hoy me he encontrado bien casi todo el tiempo, pero en los dos últimos kilómetros han vuelto a aparecer problemas digestivos, si bien no tan severos como el día de la prueba de 'Las dos colinas'. Habrá que analizar qué pasa por ahí dentro. Probablemente no sea más que los restos de esa colitis que decidió convivir conmigo el pasado sábado y que aflora cuando más me esfuerzo. 
No obstante, es cierto que en los últimos kilómetros tampoco me he sentido cómodo por la sencilla razón de que llevo todo lo que llevamos de año sin hacer tiradas más largas de doce o trece kilómetros. Es más, ese hábito de las tiradas largas se pierde con facilidad y aunque los últimos meses del año pasado los cerrara con varias medias maratones, si no hay continuidad el hábito se pierde. Y es eso lo que probablemente me ha pasado hoy: a partir del kilómetro 12 sentía que me faltaba el aliento, a pesar de que -hay que decirlo- corría en esos kilómetros a una media cercana a los 4'30'' el mil y hacía calor.  
Posteriormente, busque un terreno blando e hice algo de técnica de carrera, a pesar de que estaba ya muy cansado. 
Mañana no sé si tendré fuerzas para hacer cuestas, pero si las tengo es probable que suba de nuevo al Torreón. 
Indicaros una nueva innovación en el blog, que no es totalmente novedosa porque creo recordar que en una época la incorporé: añadiré en el lateral (no os perdáis el lateral que hay cosas interesantes), en la parte derecha de la pantalla,  un espacio que indicará el último entrenamiento realizado. Eso también me motivará a mí mismo y espero que a vosotros-as.       

2 comentarios:

  1. Visto con lo que nos cuentas, voy a probar esa técnica de correr, que supongo que será apoyando la parte media del pie y no "de punta". Ya me cuentas. Un abrazo
    //..

    ResponderEliminar
  2. Exacto, la parte central o media. El talón apoya pero no es el que impulsa ni tampoco asume mucho protagonismo al contactar con el suelo. Eso conlleva también alzar más las rodillas e inclinarse levemente hacia adelante. A ver que tal te va.

    ResponderEliminar

Sin tu comentario, todo esto tiene mucho menos sentido. Es cómo escribir en el desierto.

CINE: `42' (USA, 2013)

Me gustan las películas de épica deportiva basadas en hechos reales. Intento buscarlas y verlas con interés. Películas que narran hechos ...