Páginas vistas en total

lunes, 30 de julio de 2012

VOLVER Y NO PARECERSE AL DE LA FOTO

Hay una cosa que me parece muy gratificante: volver de un viaje en el que has holgazaneado, comido y bebido más de lo normal, en el que no has calzado ni por asomo una zapa, en el que has trasnochado, en el que has visto a alguien corriendo y has mirado para otro lado, en el que has pasado por una tienda de artículos de running y has preferido irte al bar de al lado, en el que has debilitado tu musculatura, en el que probablemente has aumentado de peso, en fin, en el que has hecho todo lo contrario a las sagradas reglas necesarias para el buen correr y al volver, decía, salir a correr y comprobar que no has perdido un ápice de forma, que avanzas sin dificultad y hasta con ligereza y que los diez kilómetros que has hecho para desintoxicar y elevar el tono de la musculatura, te han sabido a poco. 
Porque siempre queda la duda de que eso no sea así y te veas arrastrándote por esos caminos de Dios, arrepintiéndote como un vulgar Judas Iscariote de todos esos excesos y alegrías que te das, exclusivamente, cuando viajas.  
Es decir, que te vanaglorias de volver y no parecerte a éste: 


5 comentarios:

  1. Pues yo acabo de volver de pasar unos días coqueteando con excesos... Y antes lo sobrellevaba, era cuestión sólo de correr unos kms el primer día de la vuelta, pero ahora que no puedo... Lo estoy llevando fatal, dichosa lesión y lenta recuperación...

    ResponderEliminar
  2. Te entiendo perfectamente Javi, porque cuando coqueteas con excesos y sabes que volverás a calzar las zapas, es más llevadero, incluso placentero; pero cuando sabes que no puedes correr, esos excesos te hacen sentirte culpable. Llegarán mejores tiempos. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Pues a mí, quince días de excesos me están costando la salud. Es verdad que fueron excesivos excesos, pero no es normal lo que me está costando... La Caída del Viejazo, que le llaman!

    Así que veo la foto y pienso: ¡Yo soy ése!

    ResponderEliminar
  4. Es lo que tiene cumplir años: hasta los 20: un día de excesos, un día de recuperación; tras lo los 30: un día de excesos, dos días de recuperación; tras lo 40: un día de excesos: 4 de recuperación.
    Y ya que hablamos del de la foto, dicen que a cada cerdo le llega su S. Martín..

    ResponderEliminar
  5. Eso de "holgazanear" es lo mas apropiado que puede hacer un corredor. Hay que desconectar de todo y de correr no iba a ser menos amigo. Ahora, suerte si hay que tener para hacer 10 kms casi sin resuello. Un abrazo, tu amigo Paco Montoro

    ResponderEliminar

Sin tu comentario, todo esto tiene mucho menos sentido. Es cómo escribir en el desierto.

CINE: `42' (USA, 2013)

Me gustan las películas de épica deportiva basadas en hechos reales. Intento buscarlas y verlas con interés. Películas que narran hechos ...