Páginas vistas en total

lunes, 18 de junio de 2012

PRUEBA DE FONDO "VALLE LECRÍN" Ó EL INFIERNO DE LA VÍA DE SERVICIO

 Realmente no se trata de un infierno orográfico, para eso tenemos el Veleta, la prueba de la Ragua, cualquier prueba de montaña o un maratón; el infierno es psicológico -que repercute en lo físico-, porque esa vía pareciera que no acabara y esos toboganes de las realengas cambian el rostro del corredor. Para colmo hay que pasar en dos ocasiones, siendo la segunda mucho más tortuosa: por tener más kilómetros en las piernas; por el mayor calor. Porque,  efectivamente, como bien escribe mi amigo y Álter, no se trata de transcurrir por un Valle entre naranjos, que haría honor al producto típico de la zona, al contrario, se trata de la prueba más desprovista de vegetación del calendario aunque ayude ese paso doble por las calles de Dúrcal y ese descanso del favorable terreno que conduce al pueblo y el ánimo del concurrido público que siempre hay en esta prueba.
Pero tal vez por ello, esta carrera a su forma es interesante. Fea en cuanto a recorrido, pero especial en cuanto a lo épico del calor y esa vía de servicio, a pesar de que tan sólo se traten de once kilómetros. 
Lo importante en esto de las carreras es que cada una tenga su idiosincrasia; y la que no la tiene -como casi todo en la vida- acaba por ser desmerecida, abandonada a su suerte y, finalmente, eliminada. 

Corrí demasiado bien para mi larga y prolongada inactividad -los tres primeros meses por una lesión y las tres últimas semanas por una afección-, a pesar de que yo mismo no creí demasiado en mis posibilidades de poder correr por debajo de los 4'45'' y acabé saliendo en el furgón de cola, algo que se significa mucho cuando coges ritmo, principalmente, porque se te va la olla de tantísima gente a la que acabas rebasando. Realmente, salí para correr a 5' el mil, pero lo hice a 4'40'', demasiada desproporción y de ahí todo ese tiempo adelantando a gente, excepto en los dos últimos kilómetros en los que las fuerzas ya estaban muy igualadas e, incluso, diezmadas con relación a algún corredor que finalmente me acabó rebasando. Optimista pues para las próximas pruebas...si no hay otra recaída. 


The runner MIB


      
   

8 comentarios:

  1. Muchas felicidades por superar el infierno del Valle de Lecrín, y es que en este finde, el calor era sofocante.

    ResponderEliminar
  2. es tortuosa esa vía... un saludo paisano

    ResponderEliminar
  3. El calor... Ojalá pudiera haber estado, aunque sea corriendo en el infierno. ¿Es muy calurosa la camiseta negra?

    ResponderEliminar
  4. El calor... Ojalá pudiera haber estado, aunque sea corriendo en el infierno. ¿Es muy calurosa la camiseta negra?

    ResponderEliminar
  5. El calor... Ojalá pudiera haber estado, aunque sea corriendo en el infierno. ¿Es muy calurosa la camiseta negra?

    ResponderEliminar
  6. Son fechas duras para correr Ramón, pero eso también nos gusta. Saludos.

    ¿Qué tal Mario? Afecta el calor y tener que hacerla dos veces pero, bueno, es la idiosincrasia de esta prueba. No te veo ahora en las pruebas.

    Javi, no tuve percepción de un calor añadido. En la de Lecrín te lo diré, que es el 8 de julio, como sabemos todos, fecha fresquita donde las haya.

    ResponderEliminar
  7. Buenas tardes, estas fechas no son idoneas para correr, cuando se etá mejor en una buena piscina,acompañado de una buena cerveza, ya que casi todos los corredores nos gusta sufrir y luego contarlo, a pesar de lo peor, es el recuerdo de la prueba, esa camiseta tecnica, que amí me está un poco grande,ya que el que se inscribe en la prueba paga 10 euros, por correr y pasar calor, que yo creo que una prueba que se celebra una vez al año, se debería de fomentarla mejor, a vez si animamos a nuestro gran amigo paco pinos,para que se arranque de una vez por todas a correr,a pesar que ese paazooooooo de coche que se ha comprado,que da la sensación que le ha togado la loteria, un abrazo de un incondicional de esta página,booooootello,

    ResponderEliminar
  8. Rafa, que nos dieron la talla equivocada en Dúrcal. Claro está que no corremos por la camiseta, pero que ésta, sobre todo si es técnica, nos hace ilusión. Además, es mala estrategia la de los Ayuntamientos no darla. Para muestra una anécdota reciente. Hace unos días lleve dos de la Media de Baza a un viaje y muchos me preguntaban si era de ese pueblo, que si corría, que si que tal esa media...en fin publicidad gratuita para el pueblo. Pero muchos munícipes siguen sin enterarse. Allá ellos. Saludos.

    ResponderEliminar

Sin tu comentario, todo esto tiene mucho menos sentido. Es cómo escribir en el desierto.

IDEAL: DE QUÉ HABLA MURAKAMI CUANDO HABLA DE ESCRIBIR (24/8/2017)

No hace mucho llegó a las librerías un nuevo libro del escritor japonés Haruki Murakami. Sin embargo, no se trata de una novela, género ...