Páginas vistas en total

jueves, 19 de octubre de 2017

COMENTARIO SOBRE LA PRESENTACIÓN DE UN LIBRO EN LA QUE INTERVINE (GRANADA, 19/10/2017)

La imagen puede contener: texto    En la tarde de hoy, a petición de la editorial de mi último libro en papel, "Corriendo entre Lineas", acudí a presentar un libro de un escritor novel, que ha resultado muy interesante. Se podría decir que iba con lo puesto, toda vez que apenas he tenido unas cuantas horas para hacerme una idea de qué libro y autor iba a presentar. Así que mientras devoraba un menú vegetariano en uno de los pocos bares de Granada que lo sirven, repasaba la presentación que hacía el autor en el libro y el prólogo del mismo, así como algunas notas que me había pasado mi editora, que también lo es del libro que presentaba. Su autor, José Ruiz Almendros, un escritor de cierta edad, pero del tipo de persona que ha sido culta toda su vida y ha tenido siempre querencia por los libros como lector y escritor, que estaba rodeado de amigos de similares características, aspecto que siempre he soñado: envejecer con amigos que piensen como tú y tú como ellos y que se pueda crear esa comunidad intelectual y artística que haga más llevadera la vida y los años. Llegué tarde, y me sorprendí de encontrar el espacio que ha habilitado la librería Nueva Gala de Granada lleno de amigos y familia del escritor, algo que ya me había comentado Ginés, el propietario de la librería, por teléfono, el cual me llamó en un par de ocasiones porque comenzaba el acto y yo no aparecía (así soy de impuntual, sí). Cuando llegué, parecía que ya todo el mundo esperaba, a pesar de que el autor situado en pie ya hablaba con los amigos. 
    No llevaba nada escrito, pero sí en la cabeza, por lo que me puse a hablar casi de inmediato pidiendo disculpas (ya sabéis, el tráfico de Granada. También le eché la culpa al metro). No sabía cómo iba a resultar, porque no conocía al autor ni había leído el libro. Ocurre que en ocasiones has leído el libro y conoces al autor y eso no es garantía de que todo salga como la seda, pero en este caso no se daba el caso, así que dejé que fluyeran las palabras (tengo ya algunas tablas), sinceras y muy laudatorias hacia el autor, porque a pesar de que apenas había leído nada, sí percibí su buen oficio, buen escribir y sensibilidad, y tras ellas habló el propio autor sobre un asunto en el que me sentí cómodo y que me ayudaría a enlazar con lo que iba a decir a continuación. Ya había leído que era un escritor cercano a la observación de la naturaleza, la lógica del cosmos, el orden establecido, las dimensiones que no conocemos... todo aquello en lo que en la actualidad estoy enfrascado. Eso me gustó. Por tanto, cuando llegó de nuevo mi turno, seguí esa pauta temática que él mismo comenzó y me fui encontrando cada vez más cómodo. Hablé de la importancia de observar la naturaleza, de lo que nos hemos alejado de ella, del orden establecido en el universo..., hable, incluso, hasta de las ondas gravitacionales que acaban de entrar en el debate científico y que están en relación con el espacio-tiempo y, por tanto, con la física cuántica. Fue interesante pero, claro, cuando uno presenta a un autor, el protagonismo no debes ser tu, sino de él, a pesar de que yo veía por los rostros de los asistentes y el cabeceo de sus cabezas que les estaba interesando el tema.
    Al finalizar el acto, que acabó muy bien y con buena sintonía y empatía, se dirigió a mi un asistente, amigo íntimo del autor, con el que había trabajado en una composición poética-musical, felicitándome por mi intervención (aún hay gente educada). Un señor de edad similar a la del protagonista, que es músico -lo sé porque allí se dijo- y que se presentó también como físico. Me volvió a felicitar por tocar el asunto de las ondas gravitacionales a mí, que siempre he sido un negado en esa materia. Y es que en cualquier ocasión, lugar y tiempo, cuando menos lo sospechas, se puede dar una sintonía interesante con los libros, el arte y la cultura. Y ese ha sido el caso de esta tarde.            

domingo, 15 de octubre de 2017

CAPÍTULO I: ¿DESEAS CORRER? DE MI EBOOK "TÚ PUEDES CORRER. COMIENZA A CORRER DESDE CERO"

CAPÍTULO I: ¿DESEAS CORRER?

1.    ¿Te ha picado la curiosidad o, tal vez, quieres mejorar tu forma física?

Sea por el motivo que sea, lo importante es que te has interesando por correr. Es posible que hayas visto a cada vez más gente corriendo por la calle y por los caminos de las afueras de tu ciudad o pueblo. O, incluso, que alguien de tus amigos o familia ya corra de manera habitual. Te han hablado de la bondad de este deporte y quieres probar por ti mismo esa bondad. Es probable que tu decisión haya sido para bajar de peso y elevar tu forma física o porque estás harto de postergar una decisión que hace tiempo ya casi habías tomado. Fuere por el motivo que fuere, lo importante es que en tu pensamiento ya existe esa opción. Ya está sembrada la semilla. Por tanto, no la dejes escapar porque estás en el buen camino.
Si algún día llegas a ser corredor o corredora —ese es mi propósito—, seguramente no recordarás con exactitud cuál fue el motivo que te lanzó a correr. Eso será lo de menos. Lo importante es que ya habrás desarrollado el hábito y correr será ya una de las cosas más importantes de tu vida, dando gracias a los dioses cada día por haberte convertido en corredor. Todo esto que te cuento, lo he experimentado. Es más, he lamentado muchas veces no haber comenzado antes, es decir, no haber comenzado antes a correr de manera habitual. Pero, como siempre digo a quien me pide consejo, nunca es tarde; no existe la edad ni la condición física. Solo existe la determinación de dar el primer paso, todo lo demás llegará poco a poco.  

2.    Vas a dar un paso importante: piénsalo bien, ¡que los sueños, suelen cumplirse!

Será por aquello de que los sueños hay que dosificarlos porque suelen cumplirse, es muy importante que tengas muy claro que quieres dar el paso. Porque una vez dado, cambiarán muchas cosas en tu vida. Sencillamente, por el cambio de hábitos y por el tiempo necesario que deberás dedicar a esta tu nueva faceta deportiva. Te advierto que es adictiva. Sobre todo, al principio. Con el tiempo esa adicción se atempera y se integra en tu vida de una manera natural. Es un proceso necesario.
También cambiarán tus relaciones personales en mayor o menor medida. Mucha de la gente que te rodea, ya sean familia o amigos, no comprenderán inicialmente tu cambio de hábito —y de vida— y eso, en ocasiones, ha creado algunas tensiones en corredores que he conocido. Incluso, puedo hablar en primera persona de esos desajustes. Piensa, por ejemplo, que, si tienes el hábito de tomar unas cañas con tus compañeros de trabajo tras la jornada laboral y eso lo has hecho a lo largo de los últimos años, es probable que debas desistir de algunas de esas agradables reuniones de amigos y compañeros porque tengas que entrenar esa tarde. No todo el mundo tiene el mismo nivel de comprensión. O bien, ya no te interese o no te venga bien trasnochar si lo hacías habitualmente. Por eso es muy importante que una vez hayas decidido dedicarte a esto de manera habitual lo hables con tus seres queridos y amigos más cercanos. Lo comprenderán, sin lugar a duda, si te respetan y quieren lo mejor para ti. Los más interesados, egoístas, desleales y demás adjetivos, no te entenderán o no querrán entenderte. Les mueve más perder al amigo de cañas (hábito que tampoco es necesario perder, sino moderar y organizar) que ganar al amigo que se preocupa por su salud y su estado físico y mental. Pues bien, esos probablemente no sean los amigos que necesitas. Da el paso sin miedo.  
Posteriormente encontrarás otros obstáculos, pero los irás superando si ya has tomado una decisión y ésta es firme. Por tanto, si ya estás decidido, comienza ya.   
Has de tener en cuenta, no obstante, que lo que se cuece en la mente necesita ser refrendado con la actividad, sobre todo si se trata de una actividad que requiere un hábito. Porque si hay alguna acción que esté relacionada directamente con el hábito esa es la de correr. Y como todos los hábitos, cuesta al principio, pero con el paso del tiempo, si porfiamos, cada vez será más fácil. Por tanto, si ya estás decidido…. ¡Adelante!     
Todo lo que te cuento acerca de los amigos y familia y su comprensión o incomprensión lo he vivido de manera directa, pero siempre lo tuve muy claro. Es más, no tuve reparo alguno en cortar una seudoamistad si ésta me imponía unos límites, porque la amistad verdadera no debe imponerlos. Te diré que comencé historias independientes pero conexas sobre un personaje que un buen día decide correr, tras haberse pasado su vida encorsetado en un trabajo aburrido y mecánico y un tiempo perdido con colegas, que solo tenían la ambición de beber hasta derrumbarse y trasnochar cada día. A esa historia le denominé “X quería correr”, la cual publicaba en mi blog. Tuvo sus buenos seguidores y es posible que algún día la retome y se llegue a publicar como novela.





domingo, 8 de octubre de 2017

J.J. BENITEZ. UN AUTOR CONTROVERTIDO PERO VALIENTE.

Resultado de imagen de jj benitez
J.J. Benitez en su estudio. Sigue escribiendo sus libros a máquina, al
parecer.
En nuestro país contamos con un escritor muy peculiar que todos conocemos como J.J. Benitez, un personaje controvertido pero valiente, conocido por sus investigaciones sobre el asunto OVNI y temas paranormales en general. Arrinconado por el "stablishment" literario que no permite que entre en su exclusivo círculo nadie que ose escribir sobre asuntos que no sean "puramente literarios", pero adorado por millones de lectores -sobre todo gracias a su saga Caballo de Troya- en España e Hispanoamérica principalmente (sobre todo en esta región), así como por el sector literario o investigador de este tipo de temas. De ahí que sus apariciones en medios más o menos oficiales no sea muy prolija y el otro día comprendí o creí comprender por qué. Fue invitado a un programa de TV1 (lo vi en Youtube, porque no veo televisión apenas) en el que las entrevistadoras -porque eran todas mujeres, qué curioso, así como las personas del público también lo eran- con motivo de la promoción de su último libro sobre el "Ché" Guevara, titulado "Tenemos a papá", en el que el autor navarro ha investigado durante seis años sobre las últimas horas del guerrillero argentino que fue miembro activo de la Revolución cubana. Me pregunté qué hacía este autor -que es serio y reflexivo, con independencia de que no todo el mundo lo respete- en este tipo de programas. Y esta última pregunta engarza con lo que decía antes con relación a por qué no acude de manera asidua a programas, digamos, de la televisión oficial, aunque sí es posible verlo con mucha frecuencia en canales específicos de YouTube dedicados al misterio y programas de radio muy específicos sobre estas materias. El caso es que la presentadora y el resto de las acompañantes a la mesa -que debían ser, al menos, siete- no hacían más que referirse al mito sexual del guerrillero, pero él no dejaba de referirse a los falsos mitos en torno a sus virtudes y cualidades, de acuerdo con lo que deduce de la investigación emprendida. Así que, a ciertas alturas de la entrevista, en la que no era fácil mantener una línea argumental sostenida (ya sabemos cómo son este tipo de programas), los temas se desvían de un punto a otro y el bueno de J.J. Benitez comienza a sacar su mejor artillería pesada, que consiste en esencia en llevar  la contraria a posturas oficiales; así que dice: "Es que ustedes creen que el 11-M fue cometido por los yihaiddistas". Ante tal afirmación-pregunta, la presentadora le corta radicalmente y cambia de tema. Todo el mundo parece sentirse incómodo ante ello. Él sonríe, quizá acostumbrado a que esto le ocurra con frecuencia, y dice sonriendo, algo así como "¿No me dejas decirlo? Y nada, toda la conversación vuelve de nuevo al libro del "Ché". Y comprendí entonces lo que antes decía acerca de ver a este autor con tan poca frecuencia en televisión, al parecer, por decisión propia casi siempre. 
    Ocurre que estamos en una sociedad mediática muy controlada y carente de libertades. Solo es posible asistir a programas y entrevistas que ya hayan pasado por algún filtro y, a veces, ni así, a no ser que se trate de una bazofia de casar a hijos con fulanas y menesterosas. Nos hemos alejado del espíritu de la libertad de expresión en los medios, por lo que cada vez será más frecuente encontrar masas de espectadores cada vez menos informados y/o manipulados. Por tanto, apaguen la televisión, o bien, seleccionen los muy pocos programas en los que no exista esa censura si es que los encuentran.
    Yo ya lo hice hace mucho tiempo y tan solo acudo a programas, entrevistas y espacios que busco por la red (YouTube, aún, es un medio magnífico), en los que pueda escuchar con total libertad entrevistas puras y sin tapujos hechas a J.J. Benitez u a otros del estilo. Prueben y ya verán cómo cada vez comprenderán con más claridad la enorme manipulación televisiva. 
    Bien, volviendo a este autor, diré que es muy importante que -con independencia de que se sigan o no los temas sobre los que escribe- sigan existiendo existiendo este tipo de autores, los cuales basan sus libros en investigaciones de años. Se podrá estar o no de acuerdo con ellos y hasta es posible que existan kilos de manipulación en sus escritos e investigaciones, pero cuentan con una ventaja para los lectores: hay años de investigación y creen en lo que escriben, entre otras cosas porque han hecho investigaciones de campo. Además, existe una razón de peso para seguir el trabajo de éstos: nos sacan de la oficialidad, de lo establecido, de lo que hay que ver, leer o escuchar. En ese sentido, nadie le podrá negar a este veterano autor -del cual he leído algunos libros y me parece que escribe bastante bien- su ingente trabajo de más de cincuenta libros publicados y los millones de kilómetros recorridos por todo el mundo para escribirlos. Demos algún margen a la imaginación y a lo que parece irreal y descabellado. De lo contrario, la misma realidad acabará por devorarnos.                     

sábado, 7 de octubre de 2017

CINE: NEGACIÓN (UK, 2016)


Estamos ante una película harto interesante. Una de esas en las que es más importante destacar su trascendencia, el hecho real en sí, que otras cuestiones que tengan más que ver con la buena mano en en la dirección o la BSO, por poner tan solo dos ejemplos. Una de esas películas que nos muestra un hecho al que, quizá, no hubiéramos tenido acceso por otra vía. Como trasfondo el sempiterno asunto del Holocausto, pero visto, en esta ocasión, desde una óptica más academicista. Libros que describen el Holocausto contra libros que pretenden insuflar un negacionismo. 

Es elemental que este tipo de películas, bastante corales, cuenten con buenas interpretaciones, algo que se consigue sobradamente con la intervención de una actriz con atributos interpretativos muy sólidos y potentes, Rachel Weisz, a la que acompañan un buen y selecto grupo de actores y actrices de ambos lados del "charco", al tratarse de una coproducción británica y estadounidense. 
Como elementos destacados en esta película podemos comentar la dirección correcta de la misma a cargo de Mick Jackson, conocido por dirigir la mediática y taquillera película El Guardaespaldas (1992), interpretada por la desaparecida cantante Whitney Houston y Kevin Costner, así como el evidente contraste mostrado en la misma entre el derecho estadounidense y el más solemne británico, en el que el acusador nada tiene que probar sino el acusado. Sobre ese asunto judicial se desarrolla esta película basada en hechos reales, la cual cuenta con un metraje de casi dos horas de duración (110 minutos) sin que provoque sensación de pesadez en ningún momento; no al menos en mi caso, aficionado como soy a la historial y al derecho. 
Basada en un libro de la escritora Deborah Lipstadt, que cuenta su peripecia personal y judicial en cuanto a la negación de su doctrina académica por parte de un seudohistoriador llamado David Irving, un británico muy constante en su cometido, admirador de Hitler, es evidente que se trata de una película de no demasiado presupuesto, algo no muy necesario dada su ausencia de efectismos que disparen el mismo, siempre y cuando los actores y actrices intervinientes (en este caso la estrecha Rachel Weisz) no dispare sus honorarios. No obstante, el resultado final es bastante decente y transmite muy bien lo que quiere contar. Por tanto, aconsejo su visionado, porque cuenta también con buenos momentos de buen cine.          

viernes, 6 de octubre de 2017

ESTADO, NACIONALISMO Y “MARCA ESPAÑA”

ESTADO, NACIONALISMO Y “MARCA ESPAÑA”


                                                                                        

Resultado de imagen de MARCA ESPAÑAA actor Dani Rovira le ha caído encima toda la rabia carpetovetónica de este desigual país por decir que “pertenecer a un país donde se celebra la tauromaquia da vergüenza”, opinión que, desde luego, comparto. Ni siquiera ha comentado que le avergüenza ser español, sino uno de los múltiples aspectos de este país, tan lleno de contrastes. No lo sé, probablemente se deba a todo ese sentimiento españolista que se está dando como reacción a la pretendida independencia de Cataluña, pero lo cierto es que se aprecia —sobre todo en las redes sociales y en determinados tertulianos— un ambiente reaccionario, casi como queriendo volver a lo que fue este país antes de los Tercios de Flandes. Es decir, todo lo que suene a antiespañol, sin que necesariamente lo sea, provoca una profunda ira en un determinado sector de la población, que entiende que este tipo de opiniones atentan contra el Estado, confundido la parte con el todo. Sin embargo, no es conveniente confundir una opinión con la afrenta a un sentimiento concreto y mucho menos a una construcción teórica o doctrinal. La definición de lo que significa un estado no es nada fácil, mucho menos lo que significa nacionalismo. Para ejemplo, las dificultades que encuentra la propia Real Academia Española (RAE) cuando intenta concretar el concepto estado. De hecho, hace uso nada menos que de cuatro acepciones. En la quinta establece: “País soberano, reconocido como tal en el orden internacional, asentado en un territorio determinado y dotado de órganos de gobierno propios.” Incluso admite en su octava acepción que: “En ciertos países organizados como federación, cada uno de los territorios autónomos que la componen”.  Y no menos dificultades encuentra cuando intenta enunciar el concepto nacionalismo, a pesar de que para este término tan solo utilice dos acepciones. En la primera concreta que es un “Sentimiento fervoroso de pertenencia a una nación y de identificación con su realidad y con su historia”. Por su parte en la segunda concluye que se trata de una “Ideología de un pueblo que, afirmando su naturaleza de nación, aspira a constituirse como Estado”.  Como vemos, tan solo dos acepciones, pero harto complejas, mucho más si las ponemos en relación con las dadas para el concepto estado. Es decir, que estamos ante asuntos muy complejos, usados con demasiada frivolidad y ligereza en la mayoría de los casos. Una frivolidad y ligereza que conducen a la incomprensión y animadversión hacia comentarios como los del actor malagueño. Porque si hablamos de estado y nacionalismo, nos estamos refiriendo a construcciones teóricas, a contenidos políticos y jurídicos, los cuales están sujetos a crítica y susceptibles de ser opinados. Decir que a uno le avergüenza de su país una u otra cosa no es más que mostrar una opinión legítima, ya se trate de la tauromaquia o de la corrupción, y nada tendrá que ver eso con un sentimiento de querencia hacia el país en el que se nace o se reside, del cual se valorarán otras virtudes y cosas. Y, por supuesto, mucho menos tendrá que ver con sentirse más o menos español. Pero ocurre que existen determinados conceptos que van muy unidos a la, digamos, “Marca España”, y uno de ellos es la tauromaquia, algo que a estas alturas nadie debería de considerar serio. España es un país muy diverso y dinámico, en el que tienen cabida múltiples manifestaciones y sentimientos, sin que sea acertado adscribir nada en concreto a su pretendida “marca”, que no es más que una construcción política (e, incluso, comercial) interesada, en mi opinión. Porque si fuera válida la tauromaquia como “marca” de España, también deberíamos de admitir la corrupción, por poner tan solo un ejemplo. 
            En ese sentido hay un caso que siempre me llama la atención, como es la vinculación entre el flamenco y tauromaquia, que no es más que otra conexión un tanto maltrecha e interesada, hasta que un buen día aparecen flamencos y cantaores jóvenes como el conocido como “El niño de Elche”, que es un enorme cantaor en opinión de los críticos, con premios en su haber, y al mismo tiempo es totalmente contrario a la tauromaquia y al maltrato animal. Por tanto, cuando nos referimos a arquetipos todo debe de estar en entredicho, concepto que, volviendo de nuevo a la RAE, necesita de cinco acepciones, cada cual más compleja y difícil de interpretar.      


domingo, 1 de octubre de 2017

ÁLBUM: JAIO/NACER. AUTOR: SERGIO ZURUTUZA (2017)

La imagen puede contener: exterior   Como sabéis los mas antiguos de este lugar virtual, hacer comentarios o críticas de trabajos musicales no es común entre las que hago que, por lo general, están referidas mayormente a libros o cine. Pero en este caso era preciso.
   No conozco personalmente a Sergio Zurutuza, pero bastaron las palabras de mi colega de letras Antonio Pardo Larrosa (gran entendido) sobre su talento para interesarme por sus creaciones. Soy un tipo curioso e intento estar al día -labor imposible- de todo lo que entiendo por creatividad y aunque jamás he tenido trato con ninguno de los dioses y diosas de la música, ésta forma parte de mi vida de una manera muy particular, como lo hace la poesía y la literatura. Decidí hace tiempo encerrar todo eso en un cofre, que bien podría ser mi mente, y retener todas esas sensaciones que experimento con la creatividad, ya sea literaria, musical o visual. Por tanto, la música la vivo de esa manera íntima y puedo saltar de la gran clásica al heavy metal mas cañero, pasando por la BSO, con tan solo activar uno de los apartados de ese cofre-mente. En ocasiones, me siento afortunado por ello. Afortunado de poder emocionarme con melodías y canciones a pesar de no saber leer ni un básico pentagrama. Es un poco lo que me ha ocurrido con este buen autor vasco que ahora reseño. La historia es simple: las redes sociales. Ese gran invento que sirve para lo mejor y para lo peor de todos nosotros. Desde que las descubrí, siempre he intentado sacar lo mejor (si bien a veces he visto el lado más soez, como en la vida misma). Y, para mí, lo mejor no es otra cosa que la creatividad de cualquier tipo. Saber de las obras de personas anónimas o que, al menos, antes no conocía de nada, y que son capaces de hacer grandes cosas. Uno de esos creadores es Sergio Zurutuza. Porque el compositor e interprete vasco posee esa especie de plus creativo que no es fácil encontrar, ni tan siquiera en gente muy consagrada. Lo digo sin ambages. Esa idea última expresada en palabras o en música, a la que no es fácil llegar. Ideas últimas que suelen ser muy incomprendidas, lo sabemos.
   Poseo -creo- toda la obra de Sergio Zurutuza publicada y la escucho a pequeñas dosis que es como hay que saborear el buen elixir, si bien me he centrado en su último disco Jaio/Nacer, el cual me aventuro a comentar. Se trata de un trabajo que cuenta con dieciocho cortes más un "Bonus Track", que no es otro que la "demo" de su tercer corte "Nebushi". Con Jaio me ha ocurrido algo que no suele ocurrirme casi nunca con ningún disco: la asimilación inmediata desde la primera escucha. Todos sabemos que un disco necesita ser escuchado varias veces para familiarizarnos con él, para ir detectando los matices, el lenguaje de los instrumentos, el tono melódico. Y si bien es cierto que encontraremos en Jaio cada vez más matices, esa asimilación a mí me llegó de inmediato. Será porque adoro la poesía y en este trabajo la hay a raudales, al tiempo que el compositor introduce contenido oral que engarza con la concepción musical del género cantautor y que es utilizado también por grandes maestros del género instrumental, tales como Mike Oldfield o Vangelis. Así que os relato mi particular visión de este trabajo musical. Vayamos con él.

JAIO/NACER

   El primer tema, "Sur-realista", de tan solo diez segundos, es una frase muy sugestiva, que en realidad podría pasar por un verso de un poema, e inmediatamente comienza el segundo corte (el Intro), una música que parece explicar esa frase, ese verso. Podríamos hablar de técnica  o de inspiración, es posible que de ambas cosas. El caso es que ambos cortes están muy bien compenetrados, en mi opinión.
    El tercer corte, Nabushi, es delicioso. Como anécdota diré que le pregunté a Sergio si era él el que cantaba. Me respondió que sí y eso me maravilló. Por un motivo: había puesto ese tema en el altar del disco. Le capté un sentido, una musicalidad y una poesía innata desde el primer momento. Ese nuevo idioma habría que proponerlo para que pugnara en dura competencia con el Esperanto ¡vive Dios!
    El cuarto tema se denomina "Rayas Celestes" y cuenta con seis minutos y cuarenta y ocho segundos, el más largo de todo el trabajo. Me gusta por varios motivos. Observo que la batería va como organizando todo el carrusel de sonidos y voces que van llegando hasta que, por fin, se integra en el conjunto, donde la guitarra parece ir cogiendo el protagonismo. Es básicamente instrumental, pero destila una historia que merece ser contada a un ritmo melódico muy agradable. Me atrevería a decir que Rayas Celestes es un punto de inflexión importante en el conjunto del trabajo.        
   Avanzamos al cuarto corte y nos encontramos con Ondoriak (Consecuencias). Posee un comienzo épico, que podría ir situado perfectamente en películas de nuestro gusto. Un comienzo épico muy emocionante, sin duda. Estoy convencido de que este corte va a ser usado en múltiples imágenes visuales de televisión, apuesto por ello. Porque destila épica deportiva, histórica...Un sinfín de imágenes épicas.
   El compositor vuelve a hablarnos en su "Yo ya no soy yo", de tan solo dieciséis segundos, para dar paso a "Un vals para...(?)". Como ya ocurrió con el primer corte, hay una perfecta compenetración entre esa frase y la música que llega a continuación. Jamás había escuchado la versión de un vals como éste, lo que adivina una creatividad arriesgada que se salda con muy buena nota. Destila emoción -mucho más que los vals en sí- porque también parece estar la melodía contando una historia. No cabe duda que la creatividad musical de Sergio Zurutuza bebe de fuentes muy literaria. Es un corte que no te hartas de escuchar. 
   En "Las alas de la conciencia", su octavo tema, de una temporalidad bastante extensa en comparación con el conjunto, el autor comienza pronunciando lo que entiendo por un discurso con gramos de visceralidad y una exclamación "pasota" final. ¿Qué vendrá después? te preguntas. Y lo que viene es un cambio de tercio de sublimes voces acompañadas de una música expresiva, para volver de nuevo a ese discurso (que no ha perdido nada de visceralidad). El tema acaba también de manera muy emocionante, mezclándose esa especie de coro con la música de una manera muy sincronizada. Sí, se trata de un tema muy vital. Mucho. Culminando con una inocente voz infantil que de manera optimista admite que no pasa nada si se nos pasa el tren. Es la voz de Aitor Martinez, el sobrino del compositor.
     El noveno corte es el que da título al álbum, Jaio/Nacer, por lo que es necesario estar expectante. En éste hay un diálogo en vasco a cargo de Olatz Isasa con un trasfondo musical magnífico. Un diálogo que intermedia un evocador y ancestral canto, para continuar con el diálogo. Obviamente, no comprendo el vasco, pero ¡me inspira tantas cosas ancestrales! Pareciera el origen de todos los idiomas antiguos (algunos filólogos afirman que podría ser el idioma más similar al utilizado por los antiguos íberos). No, no defrauda el corte nueve, que da título al álbum. Es más, asume muy bien la esencia del conjunto del trabajo.
   En el décimo corte "Te faltan inviernos" volvemos de nuevo a un verso: "Te faltan inviernos y te sobran veranos; la primavera no es fiable; y el otoño..., el otoño es irremediable". Ese evocador verso da pie al tema undécimo "Viaje a Beautiful" el cual comienza con una interpretación de piano (entiendo que a cargo de Sergio Zurutuza), que es el protagonista inicial de la melodía para conectar una musicalidad más amplia en la que los instrumentos van apareciendo para quedarse. Es un corte dotado de una personalidad propia que destila belleza y alegría, pero también algunos gramos de tristeza. Resulta proverbial como en este corte la música se va transformando de la alegría hacia algunos gramos de tristeza, para volver de nuevo a la vitalidad inicial. 
   El tema doce, Xuxurlak (Susurros), comienza con un sugestivo punteo de guitarra acústica que evoca recogimiento, estableciendo, en suma, una especie de diálogo pausado. Es uno de los temas más largos del álbum -cinco minutos y un segundo- y es totalmente instrumental. 
   "¿Ahora estáis atentos? Ya podéis cortarme la luz" Es así como comienza y como acaba el tema décimo tercero, "La luz", para dar paso a una grabación ambiental en el tema catorce, denominado "Canta la manada en la sabana"  (al estilo de las que utiliza Manu Chao) en la que escuchamos a unos hinchas fútboleros: ¡Vamos, Sevilla¡ y que sirve de excusa perfecta para introducir la guitarra española y las castañuelas en el tema quince, "The Golden crustazy", un tema eminentemente de música andaluza (si es que existe la música regional a estas alturas). Las castañuelas, a cargo de Aida Ramos, hacen un trabajo importante, qué duda cabe, como acompañamiento a esa guitarra española que salpica unas notas del Sur que a uno le han de ser familiares a la fuerza. Muy conseguido, sobre todo si tenemos en cuenta que se trata de un compositor no nacido en Andalucía. El tema dieciséis pasa por ser el corte más corto del trabajo. Cuenta con tan solo seis segundos y vuelve a ser una frase del autor que da pie a la entrada del tema diecisiete, "De lunas, farolas y bemoles", que a mí me resulta fascinante. Me explico. Existen en él unas frases pronunciadas por Sergio Zurutuza que me parecen -que me rectifique el autor si me equivoco- totalmente espontáneas. Cuando escucho este tema no me cuesta imaginarme al autor sentado en la soledad de su estudio hablándole a su guitarra y sacando de su interior estas frases tan sugestivas.      
   El tema dieciocho te deja perplejo. Su título "El sentido de un silencio absurdo". Estás atento a que irrumpa, pero es solo silencio ¡Genial! Es la no música, que también es música, desde luego. 
   Y acabamos con la "demo" de Nebushi, que a mí me parece muy acertado que esté ahí. Entre otras cosas, porque ya dije que Nebushi me parece un tema mayor. Es como esa canción ganadora de cuando los festivales de Eurovisión tenían calidad y que celebras poder volver a escucharla al final. 

   En definitiva, amigos y amigas, un enorme trabajo. Tanto por lo que sugiere como por lo que oculta y promete para un futuro venidero. Por lo que se queda en la cabeza y los dedos del intérprete y compositor vasco para próximas obras. Porque no cabe la menor duda que este trabajo navega por un proceloso mar de creatividad. De mucha creatividad. Y que dará paso a magníficas secuencias musicales futuras. No me cabe la menor duda. 

jueves, 28 de septiembre de 2017

JUAN GARCIA ATIENZA, UN GRAN AUTOR CASI OLVIDADO

Que vivimos en una sociedad que desprecia el talento es algo que sabemos. Además, a ese desprecio se suma el olvido o lo que es aún peor, el desconocimiento. Y viene a colación esta frase como antesala al autor al que voy a referirme en esta nueva -y breve- entrada de este blog, dedicada en exclusiva al escritor Juan García Atienza ((Valencia, 18 de julio de 1930 - Madrid, 16 de junio de 2011).  Del escritor valenciano que reseño poseo varios libros (es ingente la cantidad de títulos que posee que ahora indicaré), pero de todos siempre me fascinó "Monjes y monasterios españoles en la Edad Media"(Ediciones Temas de Hoy), una obra que he consultado en varias ocasiones cuando en mis viajes por España me he dispuesto a visitar alguno, que figure como visitable y continúe abierto. Un libro muy documentado y riguroso que penetra en este misterioso, apasionante y desconocido mundo de los monasterios medievales en España, un país muy prolijo en ellos.
Casualmente, este libro y autor me lo ha refrescado otro libro que estoy leyendo -del cual hablaré en su día, dada su singular temática-, en el que aparece una carta de Juan García Atienza dirigida al autor del mismo. Se trata de una carta en el que se aborda un asunto muy apasionante y bastante irreal, que es en esencia el argumento del libro; una carta dirigida de un intimo amigo a otro y que dará suficiente material para un artículo que enviaré al diario Ideal. Ese dato ha hecho que rebusque en mi biblioteca y me vuelva a documentar sobre este autor valenciano, que dedicó casi toda su vida a investigar asuntos desconocidos de nuestra historia, muchos de ellos relacionados con la naturaleza, los lugares sagrados, el misterio y las costumbres ancestrales. Incluso fue protagonista de varios documentales sobre estos asuntos que se emitieron en los años setenta y ochenta en Televisión Española. Sin embargo, es bastante desconocido para el gran público, pero adorado en los ámbitos y círculos cerrados dedicados a los asuntos sobre los que él investigó a lo largo de su vida, terreno en el que es toda una autoridad y es admirado hasta el infinito. Copiaré de la Wikipedia su amplia obra para que nos hagamos una idea aproximada de su inquietud intelectual, comenzando por la última, dos años antes de fallecer y acabando por la primera publicada:    



  • La forja de un linaje (2009)
  • El legado templario (2007)
  • La historia no contada (2007)
  • La mística solar de los templarios (2005)
  • Isabel II La reina caprichosa (2005)
  • Los enclaves templarios (2002)
  • Regina Beatissima. La leyenda negra de Isabel la Católica (2002)
  • El cáliz de la discordia (2001)
  • Diccionario Espasa de la alquimia (2001)
  • Leyendas insólitas (2001)
  • El misterio de los templarios (2000)
  • El compromiso (2000)
  • Leyendas históricas de España y América (1999)
  • Caballeros Teutónicos (1999)
  • Leyendas del camino de Santiago (1998)
  • La cara oculta de Felipe II (1998)
  • Fiestas populares e insólitas (1997)
  • Caminos de Sefarad (1994)
  • Los peregrinos del Camino de Santiago (1993)
  • El libro de los dioses (1992)
  • La ruta sagrada (1992)
  • Monjes y monasterios españoles en la edad media. De la heterodoxia al integrismo (1992)
  • Guía de la España griálica (1988)
  • Guía de la inquisición en España (1988)
  • Guía de la España templaria (1987)
  • Claves mágicas de la historia (1987)
  • Guía de las brujas en España (1986)
  • Guía de los recintos sagrados españoles (1986)
  • Guía de leyendas españolas (1985)
  • Guía de los heterodoxos españoles (1985)
  • Guía de los pueblos malditos españoles (1985)
  • En busca de la historia perdida (1983 )
  • Guía de la España mágica (1983)
  • La gran manipulación cósmica (1981)
  • La meta secreta de los templarios (1979)
  • Guía judía de España (1978)
  • Los supervivientes de La Atlántida (1978)
  • Crónica sin tiempo del Rey Conquistador
  • La máquina de matar
  • Los viajeros de las gafas azules. 

   Si se observa bien, es una obra ingente, tan solo en el papel escrito, porque también dirigió una película en 1962 titulada "Los dinamiteros", que pasó desapercibida, si bien para muchos críticos contaba con mucha calidad. Además, fue guionista, además de documentalista en televisión e, incluso, llegó a presentar un programa informativo en la recién estrenada segunda cadena de Televisión Española, que duró tan solo dos meses. Hay un sinfín de datos más sobre Juan García Atienza que podéis buscar en la Wikipedia y páginas especializadas. 
Tan solo quería significar a la vez que rescatar una voz y una pluma muy valiosa de la intelectualidad española, la cual cada vez está cayendo cada día más en el olvido.  

COMENTARIO SOBRE LA PRESENTACIÓN DE UN LIBRO EN LA QUE INTERVINE (GRANADA, 19/10/2017)

     En la tarde de hoy, a petición de la editorial de mi último libro en papel, "Corriendo entre Lineas", acudí a presentar un ...