Páginas vistas en total

sábado, 26 de agosto de 2017

IDEAL: DE QUÉ HABLA MURAKAMI CUANDO HABLA DE ESCRIBIR (24/8/2017)

No hay texto alternativo automático disponible.
No hace mucho llegó a las librerías un nuevo libro del escritor japonés Haruki Murakami. Sin embargo, no se trata de una novela, género al que nos tiene acostumbrados este original autor, cuestionado por el establishment literario, sobre todo, de su país. Su título vuelve a ser una frase, algo que es muy común en este escritor. “De qué hablo cuando hablo de escribir”, técnica titulada similar a la usada hace varios años para el libro “De qué hablo cuando hablo de correr”, en el que exponía cómo entendía su relación con el correr, actividad que no la ve tan lejana de la literatura porque, en verdad, son actividades que comparten más rasgos de los que, a priori, pudiera parecer. De hecho, en este último ensayo —una especie de memorias sobre su trayectoria como escritor y el proceso creativo— vuelve a relacionar ambas cosas en diversas ocasiones, hasta el punto de afirmar que necesita sentirse fuerte físicamente para encarar la ardua tarea de enfrentarse a una novela larga, que suele ser el género en el que se encuentra más a gusto nuestro autor. Y por eso, entre otros motivos, corre casi a diario (en eso yo no le podría discutir ni un ápice).
            Debe ser que la madurez del escritor —sumada a la independencia que otorga el éxito de millones de lectores en todo el mundo— provoca en el mismo una especie de virus de sinceridad, pero el caso es que su texto está repleto de afirmaciones crudas relacionadas con la persona y el creador, así como con la literatura, el sector editorial y la crítica, sobre todo en el ámbito de Japón, país donde —según sus propias palabras— no ha sido, en general, bien tratado. Calificado desde casi sus orígenes como escritor demasiado occidentalizado, nunca se vio con buenos ojos en el país del sol naciente que no haya sido demasiado empático con el mundillo literario japonés y sí con el de otros países occidentales.  Sin embargo, según se deduce de este ensayo, todo indica que se debe más al carácter individualista del escritor que a un rechazo sistemático en sí, como él mismo viene a repetir en varias ocasiones, sobre todo en un país como Japón en el que el sentimiento colectivo es mucho más acusado que en los países occidentales, razón por la que Murakami, al parecer, siempre se ha sentido más a gusto en éstos que en su propio país.
            Particularmente interesante es la descripción que hace de su proceso creativo, de la forma en que afronta la escritura de una nueva novela larga y la peculiar forma de crear personajes, para lo cual “extraigo de manera inconsciente fragmentos de información archivada en distintos compartimentos de mi cerebro y después los combino”, denominándole a esas acciones “otoma-kobito, es decir, algo así como “enanitos automáticos”.  De ahí que entienda que el escritor deba ser un observador atento de la realidad que lo rodea, porque es de esa observación de donde podrá sacar el material necesario para contar una historia o varias historias paralelas, como suele ser habitual en este escritor. No sabemos si es falsa humildad —pienso que no— o, tal vez, el desapego propio de un escritor consagrado que ya no ha de demostrar nada, pero lo cierto es que se considera un escritor con un mínimo talento inicial que forja una obra a base de perseverancia y soledad, además, de un cierto empecinamiento, que es propio de su carácter, como él mismo reconoce. Es en ese proceso cuando necesita sentirse fuerte físicamente y por lo que necesita una hora de ejercicio diario que, en su caso, suele ser correr, alejándose —reconoce él mismo también— de la imagen que se tiene en el subconsciente colectivo del escritor maldito, acodado en un antro de perdición, rodeado de humo y alcohol, que necesita trasnochar cada noche para poder escribir. Su caso, es todo lo contrario: él necesita acostarse pronto y madrugar para poder hacerlo.

            En otro capítulo, como si de un ajuste de cuentas con el mundo editorial y de la crítica de su país se tratara, Haruki Murakami nos revela su salida editorial al extranjero, sobre todo a Estados Unidos y Europa, lugares en los que, quizá, exentos de esa crítica fratricida llevada a cabo en su propio país, el autor es tratado con bastante más magnanimidad por parte de la crítica, a pesar de las dificultades de abrirse camino como escritor japonés en occidente; un escritor entre dos mundos muy distintos en cuanto a la concepción de la literatura. En todo caso, Murakami ha contado con el don preciado que anhela todo escritor: la fidelidad de sus lectores, ese muro infranqueable que ni el sector editorial ni el propio establishment podrán superar con independencia de épocas y lugares.      

                                                                                                           
                                                                                                   Por José Antonio Flores Vera 

miércoles, 23 de agosto de 2017

NUEVO PROYECTO LITERARIO A LA VISTA: EQUÍS QUERÍA CORRER

     Os presento este nuevo proyecto futuro, que espero pueda estar acabado en un par de meses. Pero comenzaré por comentaros, brevemente, algo de su historia.
     Equis quería correr comenzó en un blog similar a éste que estuve administrando durante bastante tiempo y que se denominaba "Diario de un corredor" que, como el título indica, estaba dedicado en su mayor parte al corredor popular y su mundo, que es el deporte que practicaba y sigo practicando. Se trataban de historias cortas e independientes. Aquello tuvo un seguimiento interesante entre los lectores del blog, que hay que decir eran muchos (eran los años dorados de los blogs). Pero no tuvo continuidad. Se quedó en unas 12.000 palabras, que no está nada mal. Así que no hace mucho tiempo valoré la posibilidad de convertir aquel proyecto inacabado en proyecto con continuidad y recuperé esas historias, porque siempre me parecieron que podían dar para una novela corta. Por tanto, tras repasar lo escrito años atrás y retomar la historia, decidí darle esa continuidad que anhelaba hacer hace algún tiempo. Esa continuidad, hasta ahora, está siendo satisfactoria, después de buscar una solución a la continuidad misma y al desenlace final, que será muy distinto al que inicialmente tenía planeado. No obstante, será un desenlace sorprendente, o al menos, distinto a lo que se pudiera pensar al leer los primeros capítulos.
Pero ¿por qué el título de Equís quería correr? El título es el mismo que le dí a esas historias por entregas y me parece adecuado que lo siga siendo porque Equis, o X, puede ser cualquier persona al ser la letra que se utiliza para sustituir en ecuaciones y otras formulaciones matemáticas. La idea es que el lector se pueda reflejar en él, o bien, que podamos pensar que ese Equis puede ser cualquiera. La idea es que la psicología del personaje pueda ser reconocida de manera diáfana y clara y que ésta pueda conectar con la de cualquiera de nosotros.
    He de decir que la novela corta cuenta con un trasfondo evidente, que es el deporte de la carrera a pie, algo que quiero dejar claro desde el principio, tanto por el título, portada y contenido. No obstante, hay varias subtramas en torno a ese hecho que los pocos personajes intervinientes irán protagonizando. Y eso es así porque cuando una persona integra correr en su vida -lo sé por propia experiencia- todo lo demás parece verse bajo ese prisma. Por tanto, se puede considerar como una novela de redescubrimiento personal. 
     El proceso de escritura está siendo ágil, llegando ya casi a las 17.000 palabras. Por tanto, se podría suponer que está en torno al sesenta y cinco por ciento, a pesar de que el trabajo estará acabado cuando se culmine el necesario proceso de reescritura, corrección, portada, maquetación y demás, como cualquier libro físico o digital.  
     En cuanto a la publicación en sí, comunicaros que está previsto que sea en versión eBook, en principio, y estará disponible exclusivamente en la tienda Kindle de Amazon, como ya lo están tres de mis libros (Opiniones Intempestivas. Conversación en la Taberna y 41 relatos y Tú puedes correr) y a punto de estarlo el cuarto: Corriendo entre líneas. El tiempo dirá si será aconsejable sacarlo en papel, pero eso no lo sabremos hasta pasado un tiempo. No obstante, no es una decisión completamente cerrada, porque dependiendo de la extensión -que estimo será de unas 27.000 a 28.000 palabras-, podría acabar como título en papel si encuentro la editorial que pueda publicarlo, o bien, optar por un proceso de edición personal. 
      

domingo, 20 de agosto de 2017

CINE: "OKJA" (Corea del Sur, 2017)


Me gusta el cine oriental. Casi nunca me desilusiona. Cuenta con una frescura y una forma de contar las historias que siempre me impresiona. Hay verdaderos talentos que dirigen un cine increíble, magnífico casi siempre. Y de esta parte del globo llega esta película "Okja", si bien no está centrada como otras de estos lares en su territorio, sino que introduce elementos y actores y actrices que habitualmente trabajan en Estados Unidos, ya sea en Hollywood o en esa enorme factoría amorfa de cine indie. 

Me hablaron de Okja como una película de corte infantil, pero no lo es en absoluto. Podría parecer que está dirigida a ese sector de edad, pero nada más lejos, ya que su temática es dura y adulta, si bien yo aconsejaría que se viera en todas las escuelas del mundo, porque de esa manera muchos niños y niñas del planeta optarían por una alimentación vegetariana y se alejarían de esa psicopatía que representa la industria cárnica, aunque mucho me temo que sus papis no lo permitirían. Comemos carne, pero no conocemos -o no queremos conocer- todo ese proceso, todo ese dolor. Y a pesar de "Okja" es una cerda gigante diseñada digitalmente, que sepamos hoy día inexistente, lo que nos quiere transmitir su director y guionista  Bong Joon-ho es tremendo y real, como lo es la realidad y el día a día de los mataderos. Quiso el destino que ese mismo día viera otra película de corte animalista, una película húngara muy digna titulada en España como "Dios blanco" en la que los perros se revelan contra sus maltratadores y eso me hizo pensar en que está surgiendo una tendencia en el mundo más cercana y empática con los animales. Ojalá eso sea cierto.
     De "Okja" me ha gustado todo. Una historia que es original en la medida que pocas películas muestran la realidad de esta industria, pero investida de un road movie que ya no es familiar, pero que rodado bajo las ordenes del buen director surcoreano adquiere otro sentido, a pesar de que son evidentes las muchas horas de trabajo de ordenador, muy necesarias para contar esta historia de una animal que no existe en la vida real -aún- pero sí su hermano pequeño, los pobres cerdos y cerdas de este cruel mundo, arrinconados al único rol que se les ha otorgado: alimentarnos, rol que comparten con todos los animales que nos metemos entre pecho y espalda.  
    Lógicamente, en la película hay malos muy malos como son los regentes de esta industrial asesina, pero también los hay malos por necesidad, compromiso y lucha, esa Frente de Liberación Animal cuyos miembros tan bien me han caído y que con tanta ironía y tragedia llevan su lucha en el film. Ni que decir tiene, también existe la heroína (no, no estoy hablando de droga), la joven Mija, muy bien interpretada por la surcoreana An Seo Hyun, dispuesta a dar la vida por "Okja". Y qué decir de la fantástica interpretación del cada vez más genial y camaleónico Jake Gyllenhall, en el papel de famoso zoólogo televisivo  (una especie de Frank Cuesta, a pesar de que éste no es zoólogo)  vendido a la industria, un actor que en su vida real despotrica siempre que puede del maltrato animal, sobre todo de la tauromaquia. 
     Se comenta que esta película está haciendo que mucha gente se esté convirtiendo en vegetariana y vegana. En mi opinión, no creo que sea del todo cierto, pero sí lo es que ha instalado en la mente de muchas personas que la han visto una nueva conciencia que puede acabar con el rechazo hacia la carne de mucha gente dada su forma de producción tan atroz. De hecho, el director Bong Joon-ho no ha dudado en introducir escenas inspiradas en la realidad del sacrifico en el matadero y simular una especie de campo de concentración de los supercerdos que esperan su turno, común a todos los animales que lo esperan. En ese sentido, conmovedora la escena de esa pareja de supercerdos que rompen la valla parar liberar a su pequeño lechón con el fin de que pueda ser llevado por Mija y Okja a las altas montañas surcoreanas, donde le espera un destino mejor, una escena que nos ha recordado a tantas vistas de los campos de concentración nazi. 
Por tanto, una película que verán seguramente todos los vegetarianos y veganos de todo el mundo -que no la necesitan- para reforzar su idea y a la que se asomarán quienes ya estén abrazando la idea de eliminar la carne de su dieta pero no encuentran el camino. La película les ayudará seguramente y si no es así, al menos nos informará sobre la atrocidad de la industria cárnica y los mataderos industriales en los que los animales comestibles sufren todo un crimen con el fin de que podamos consumirlos bien disimulados en sus bandejas de plástico.                   

domingo, 13 de agosto de 2017

TÚ PUEDES CORRER (VERSIÓN EBOOK PARA KINDLE)

Os presento el que es mi cuarto libro publicado. En esta ocasión se trata de una versión exclusivamente digital. Solo es posible descargarlo en Amazon, ya que está en exclusiva en esta plataforma.  Su precio es de 0,99 € Este es el enlace de descarga y la descripción del mismo: 


Descripción del libro


"Tú puedes correr" es un libro que está basado en la experiencia personal del autor como corredor. Según sus palabras, es el libro que le hubiera gustado leer cuando comenzó a correr. Está escrito de manera amena y es de fácil comprensión, apartándose de tediosos tecnicismos. La idea es que cualquier persona que quiera comenzar a correr pueda hacerlo siguiendo los consejos que se dan en este libro. Por tanto, el autor ha decidido escribir no un manual repleto de planes de entrenamiento, que con el paso del tiempo se acaban abandonando, sino un libro que se lee con facilidad y que aporta consejos basados en su propia experiencia acerca de cómo dar los primeros pasos, para lo cual es muy importante ir creando un hábito y alternar en una primera fase andar y correr. Aborda entre otros aspectos básicos de nutrición sin que pretenda ser un manual en este campo, la pérdida de peso y el equipamiento técnico básico necesario para comenzar a correr tanto con un clima cálido como frío. 

Tal vez, lo más importante de este libro es que no hay ni una sola palabra, frase o idea que no ha sido experimentada por el propio autor como corredor veterano con varias maratones a su espalda, así como diversas pruebas de ultrafondo, montaña y decenas de medios maratones y pruebas de todo tipo de distancias. Además, se da la circunstancia que es autor de un libro (Corriendo entre líneas. Editorial Leibros, 2017) que refleja diversos aspectos sobre el corredor y su mundo, elaborado con historias, reflexiones y anécdota vividas por el propio autor a lo largo de sus muchos años como corredor, cuyo primer capítulo se regala al lector de este eBook. Además, el autor ha escrito dos libros más: Conversación en la taberna y 41 relatos (Editorial LUHU, 2015 y Editorial Estratega, 2017) que incluye entre otros muchos, algunos relatos breves relacionados con correr; asimismo, es autor de un libro titulado Opiniones Intempestivas (Editorial Estratega, 2016), que es una recopilación de artículos escritos en prensa. Algunos de esos artículos relacionados con el correr están incluidos en el anterior libro, Corriendo Entre lineas.
Por tanto, el lector de este eBook va a encontrar en este libro un fiel aliado para comenzar a dar los primeros pasos como corredor. Un libro que siguiendo sus postulados le convertirá en un corredor que desde la nada le posibilitará terminar pruebas de diez kilómetros; es decir, un libro que, en definitiva, le convertirá en corredor.

domingo, 30 de julio de 2017

CINE: BORN TO BE BLUE (CANADA, 2015)


     Llevaba tiempo con ganas de híncarle el diente a esta película, un "biopic" del prestigioso trompetista de jazz y blues Chet Baker, circunscrita a los años 60 y, particularmente, enfocada en los momentos más críticos del magistral trompetista, que supusieron un punto de inflexión fatal en su prestigiosa carrera. Conoció la gloria y también el infierno. Pasó de vender muchos discos y actuar en el Birdland Jazz Club de New York a verse recluido en una oscura prisión italiana por mor de su adicción a la heroína.        

    Su drama, su gran drama, no era otro que su genialidad, la cual brotaba -o al menos es eso lo que él percibía- si interpretaba bajo el efecto de la droga. De lo contrario, podía llegar a sentirse vacío. Pudo ser que la heroína hiciera que salieran de sus pulmones las notas más geniales de su trompeta y de su rota y sugestiva voz triste, pero también fue la que lo acabo postrando y matando. Sufrió una bestial agresión por deudas relacionadas con la droga. Una agresión muy meditada por parte de sus agresores que le hicieron perder toda su dentadura y que hizo que tuviera que cambiar su forma de soplar por el pitillo de la trompeta. Para su productor y para todos los que lo apoyaron, incluidos prestigiosos interpretes como Mile Davis fue su final. Nadie daba por él un centavo. Logró "limpiarse" a base de metadona y un programa de asistencia y seguimiento correccional muy estricto, y eso hizo que volvieran a confiar en él, hasta el punto de volver de nuevo a tocar en el templo del jazz, el Birdland. No obstante, su vinculación con la heroína era tan sólida que salir de esa dinámica suponía para él alejarse de la creatividad, esa creatividad que tanto prestigio le había dado.
     Por tanto, estamos ante una excelente película, que sin llegar a ser -en mi opinión- una obra maestra, nos muestra una cine muy serie, cuyo protagonista es creíble gracias al enorme esfuerzo interpretativo del camaleónico Ethan Hawke, que una vez conocida la imagen física del músico y su trayectoria no imaginas que pudiera interpretarlo otro actor. 
    Me gustan sobremanera los "biopic" de prestigiosos músicos y en este he encontrado ese desarrollo narrativo que me gusta en este tipo de películas, que además aporta un conocimiento del retratado muy bien condensado a la vez que documentado. Un blanco en un mundo de negros. Negro de alma. Muy aconsejable tanto para amantes del jazz y el blues como a los que no.      

viernes, 14 de julio de 2017

"TÚ PUEDES CORRER: COMIENZA A CORRER DESDE CERO", MI ÚLTIMO LIBRO, EN FORMATO SOLO DIGITAL Y EN EXCLUSIVA EN AMAZON


"Tú puedes correr" es un libro que está basado en la experiencia personal del autor como corredor. Según sus palabras, es el libro que le hubiera gustado leer cuando comenzó a correr. Está escrito de manera amena y es de fácil comprensión, apartándose de tediosos tecnicismos. La idea es que cualquier persona que quiera comenzar a correr pueda hacerlo siguiendo los consejos que se dan en este libro. Por tanto, el autor ha decidido escribir no un manual repleto de planes de entrenamiento, que con el paso del tiempo se acaban abandonando, sino un libro que se lee con facilidad y que aporta consejos basados en su propia experiencia acerca de cómo dar los primeros pasos, para lo cual es muy importante ir creando un hábito y alternar en una primera fase andar y correr. Aborda entre otros aspectos básicos de nutrición sin que pretenda ser un manual en este campo, la pérdida de peso y el equipamiento técnico básico necesario para comenzar a correr tanto con un clima cálido como frío. 

Tal vez, lo más importante de este libro es que no hay ni una sola palabra, frase o idea que no ha sido experimentada por el propio autor como corredor veterano con varias maratones a su espalda, así como diversas pruebas de ultrafondo, montaña y decenas de medios maratones y pruebas de todo tipo de distancias. Además, se da la circunstancia que es autor de un libro (Corriendo entre líneas. Editorial Leibros, 2017) que refleja diversos aspectos sobre el corredor y su mundo, elaborado con historias, reflexiones y anécdota vividas por el propio autor a lo largo de sus muchos años como corredor, cuyo primer capítulo se regala al lector de este eBook. Además, el autor ha escrito dos libros más: Conversación en la taberna y 41 relatos (Editorial LUHU, 2015 y Editorial Estratega, 2017) que incluye entre otros muchos, algunos relatos breves relacionados con correr; asimismo, es autor de un libro titulado Opiniones Intempestivas (Editorial Estratega, 2016), que es una recopilación de artículos escritos en prensa. Algunos de esos artículos relacionados con el correr están incluidos en el anterior libro, Corriendo Entre lineas.
Por tanto, el lector de este eBook va a encontrar en este libro un fiel aliado para comenzar a dar los primeros pasos como corredor. Un libro que siguiendo sus postulados le convertirá en un corredor que desde la nada le posibilitará terminar pruebas de diez kilómetros; es decir, un libro que, en definitiva, le convertirá en corredor.


Este es el enlace de descarga de Amazon:  

https://www.amazon.es/dp/B073WMT2NG/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1500053098&sr=8-1&keywords=tu+puedes+correr

domingo, 2 de julio de 2017

SONIDO DE ALTA RESOLUCIÓN PORTATIL

   
Llevaba ya tiempo con la idea en la mente de "conectar" con la reproducción digital portátil en alta resolución. Así que tras un riguroso estudio del mercado me decidí por la marca FiiO, eligiendo un modelo de entrada, el sucesor del mítico FiiO X1. El que he adquirido es el de segunda generación (el X1-II) que incluye bluetooth avanzado 4.0, que aunque no tenga, en principio, la fidelidad del cable, si lo utilizas con unos buenos auriculares como los Monster que poseo, va francamente bien. Porque aquí la clave ya sea en cable o en bluetooth está en la calidad de los auriculares, que posea una impedancia adecuada para el aparato y no los que ofrecen en los trenes y los aviones. Para ese tipo de auriculares te basta con un MP3 de los chinos. Aquí hablamos de la máxima calidad  posible, sin que tampoco sea necesario penetrar en el High-End, que es otra historia. Este aparato que muestro en la fotografía cuenta con la virtud de poseer una tarjeta de sonido de primerísima calidad y un DAC profesional que nos permitirá transformar la señal digital en analógica. Además, es capaz de reproducir archivos de alta calidad sonora, ya sea comprimidos como el famoso FLAC, sin apenas pérdida o bien sin pérdidas, como el WAV a 16 bit, que es como me gusta escuchar la música, a pesar de que ocupe mucho más espacio, aspecto que no supone demasiado problema, toda vez que el aparato -que no tiene memoria interna- es capaz de procesar una tarjeta SD de hasta 256 GB, lo cual es una barbaridad para tan menguado tamaño. Ahora bien, a pesar de que poseas una Sd de ese tamaño no podrás portar tanta música como con el formato FLAC, por lo que, teniendo en cuenta, que no habrá apenas pérdidas (el oído humano apenas las percibe y Mozart ya murió), lo suyo es almacenar en FLAC, sobre todo si quieres llevar a todas partes tu discoteca.  
Estoy en fase probatoria (por lo que esta especie de rewiew no es más que una introducción inicial) y escuchando en varios formatos y con varios auriculares y lo primero que me ha sorprendido es que se porta mucho mejor con mis queridos auriculares portátiles Koss Porta Pro, que con los míticos y afamados Grado SR80 (me he quedado de piedra), pensados, quizá, para equipos de alta fidelidad, donde se mueven con una soltura y emoción alucinantes.  La batería es casi eterna. Bueno, me explicaré, no eterna, pero como resulta que no soporta imágines (es es sonido cien por cien), con sus 1800 mAh, capacida que hoy día no tiene ni los smartphones más cutres, tiene para una eternidad musical. Además, como decía soporta rangos de impedancia para auriculares entre 16  y 100 ohm, lo que significa que admite gran cantidad de auriculares, incluso los de impedancia muy baja. Su interfaz es adecuada, pero nada del otro mundo. Aporta la famosa ruedecita de los Ipods clásicos, que a mí tanto me gustaban, si bien mucho más imprecisa. Nada de imágenes ni tontunas por el estilo, tan solo las carátulas del disco que escuchas si aporta el mínimo jpeg necesario. Un gran modelo de entrada con cuya calidad y prestaciones nada tienen que hacer los Ipods ni demás familias pijas de moda.    
    Escuchando a Riverside y su "New Generation Slave", la profundidad y nitidez del sonido es enorme, así como cualquiera de los sugestivos temas de Porcupine Tree, que me he asegurado de escucharlos en formato FLAC, existiendo una armonía impresionante entre guitarras y bajo. Asimismo, los directos de Medina Azahara, sobre todo "A toda esa gente", adquieren la emoción propia de estar en la sala de conciertos. Me queda pendiente -mucho por escuchar- escuchar cómo mueve el aparato los riff de Metallica o la música electrónica con alma de Jarre....Mucho, mucho por escuchar. Por lo pronto, barrunto y sospecho toda una gama de sonidos deliciosos portados en un cuerpo de aluminio muy transportable. Como llevar tu Hi-FI a todas partes.  
      



    

IDEAL: DE QUÉ HABLA MURAKAMI CUANDO HABLA DE ESCRIBIR (24/8/2017)

No hace mucho llegó a las librerías un nuevo libro del escritor japonés Haruki Murakami. Sin embargo, no se trata de una novela, género ...